Retrospectiva sobre la Celebración AGiK 2014 - Vivir un pedazo de cielo

Retrospectiva sobre la Celebración AGiK 2014

Vivir un pedazo de cielo

El sábado 10 de mayo, una multitud de personas de diversas razas y distinto color se reunieron en Biel/Bienne para la Celebración AGiK. AGiK es el grupo de trabajo intercultural de la Alianza Evangelica Suiza (SEA). Los participantes se reunieron para celebrar la alegría de Dios y vivir un pedazo de cielo en la tierra.

Además tuvo lugar la asamblea de delegados del Réseau évangelique suisse (RES), la alianza evangelica de Suiza francesa.
Esta última aceptó este día oficialmente a AGiK como miembro, y con esto AGiK es ahora un grupo de trabajo a nivel nacional. 

El contenido de los debates y charlas fue traducido en aléman y francés desde el podio, y en español e inglés a través de los auriculares. La traducción aléman/francés fue realizada por una intérprete AVL. AVL Dolmetscher

Impresiones de la Celebración AGiK
Comunicado de prensa de SEA
Artículo especializado figura en el anexo

Artículo de prensa de Livenet:

Iglesias interculturales 

La Celebración AGiK en Biel fue centrada en la comunión entre cristianos de diversas culturas. Dos testimonios de iglesias interculturales mostraron, cuales son las condiciones para lograr autentica comunión transcultural.  

Visitantes de varias naciones participaron en la Celebración AGiK 2014, organizada por el grupo de trabajo intercultural de la SEA.
El sábado 10 de mayo, una multitud de personas de diversas razas y distinto color se reunieron en Biel. "En esta ciudad se hablan no menos de 140 lenguas internacionales", comentó Kurt Zaugg, presidente de la Alianza Evangelica de Biel en la Celebración 2014 del grupo intercultural (AGiK). La Celebración fue una fiesta multicolor de cristianos y cristianas procedentes de distintas naciones. 

Tender puentes entre las culturas

"En nuestras instalaciones se reúnen cinco iglesias de distintas comunidades étnicas", explicó Christian Bussy, pastor de la Iglesia Apostolica de Ginebra. La Alianza evangelica de Ginebra quiere construir puentes entre las culturas. El cubano Oquendo, pastor de la iglesia "las Buenas Nuevas" en Ginebra (ILBN) y miembro directivo del RES, se dedica a organizar reuniones interculturales. Reside en Suiza desde hace 16 años y su gran objetivo es la unión entre los cristianos. Oquendo contó de una reunión en conjunto con Latinos e inmigrantes africanos en invierno pasado. La alabanza se celebró en español, el predicador era de Sudamérica - "una experiencia maravillosa", se alegró Oquendo. "Como iglesia somos parte de la obra de Dios en Suiza. No somos un gueto". La unión no se puede producir, es Dios quien la "crea".

Las iglesias se caracterizan por su cultura


Zoom
Christian Bussy, Julio Oquendo y la traductora Annette von Lerber

Johannes Müller, líder de la red "African Link", explicó que el objeto de esta celebración de AGiK fuera demostrar, como se puede vivir la unión intercultural en una ciudad o dentro de una iglesia. "Porque necesitamos iniciativas interculturales? Porque la migración es una realidad en lugares donde no se la espera o donde se procura evitarla." Comunidades monoculturales se concentran en su misma cultura - como por ejemplo una iglesia de Etiopíes. En comunidades interculturales se mezclan las formas de expresión - "como per ejemplo una iglesia internacional, en la cual los domingos se canta en cuatro lenguas" - nos explica Johannes Müller. Finalmente iglesias multiculturales consisten en grupos de distinta identidad, cada uno con su propio programa. Así tambien funciona un grupo de Eritreos que forma parte de la iglesia multicultural de Vineyard en Aarau. Muchas veces se mezclan estas tres formas. 

El ejemplo de Vineyard de Aarau

Regina Volkart daba clases de aléman en la iglesia Vineyard de Aarau. De esta manera conoció a Tedros Kidane, quien era el líder de un grupo de cristianos eritreos. El colaboró con Regina y cuando el grupo eritreo creció cada vez más, los dos buscaron una solución a largo plazo. En la Vineyard de Aarau encontraron las puertas abiertas. "No sois solo nuestros huespedes, queremos formar una comunidad con vosotros."

El programa del grupo eritreo es muy diverso: Enseãnza biblica, oración, reuniones semanales y acciones evangelisticas son parte de ello. Por el contrario la comunidad de Vineyard está centrada en grupos con visión misional para la gente del barrio. Los adolescentes de los dos grupos se juntan una vez por mes. Tambien celebran reuniones de oración, fiestas de barbacoa y algunos cultos en común. "La comida, la forma de pensar y la lengua de los eritreos y suizos son muy distintos", está resumiendo Kidane. "Nos hace falta mucha paciencia unos con los otros y necesitamos una amplia perspectiva".

Imagenes AGiK Celebration & DV SEA

Datum: 12.05.2014 
Autor: Christian Bachmann
Quelle: Livenet

Idiomas